Fedepalma

Se encuentra usted aquí

Visita diplomática e internacional al núcleo palmero Loma Fresca, en San Pablo, sur de Bolívar, mostró realidad de la agroindustria en Colombia

 

COMUNICADO DE PRENSA
 

  • En visita de familiarización a San Pablo, sur de Bolívar, representantes del cuerpo diplomático y organismos multilaterales conocieron el núcleo palmero Loma Fresca, con 8.708 hectáreas sembradas, de las cuales más de 5.500 pertenecen  a pequeños y medianos cultivadores de palma de aceite, oriundos  de este municipio y de Simití,  quienes han logrado un desarrollo sostenible, gracias al acompañamiento empresarial de la agroindustria.
  • Una experiencia vivencial que les permitió a los asistentes conocer de cerca por qué la palma de aceite de Colombia es única y diferenciada.

     

San Pablo, sur de Bolívar, septiembre 6 de 2018

La Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, Fedepalma, en cabeza de su Presidente Ejecutivo, Jens Mesa Dishington y el Presidente de la Junta Directiva de Fedepalma, Luis Francisco Dangond,  lideró una visita de familiarización con miembros del cuerpo diplomático y representantes de organismos multilaterales, a San Pablo, sur de Bolívar, uno de los municipios más azotados por la violencia en Colombia, en el cual el sector palmero ha contribuido a su desarrollo, con el objetivo de que los asistentes conocieran, de primera mano, aspectos generales del cultivo y de la extracción del aceite de palma, vivenciando el alcance e  impacto en las regiones, de la agroindustria de la palma de aceite y su compromiso con la sostenibilidad.

A la visita asistieron en esta oportunidad Peter Tibber, Embajador de Gran Bretaña; Cesare Bieller, Consejero de la Embajada de Italia en Colombia; Pedro Castro, Asesor de Agricultura  de la Embajada Británica en Colombia, Zofia Polakiewicz, Representante de la Agencia Polaca de Inversión y Comercio,  Eduardo Medina, Coordinador del Programa de Migración y Ruralidad de la Organización Internacional para las Migraciones, OIM,  Jorge Vollrath, Ejecutivo Sector Privado de la Corporación Andina de Fomento (CAF), Enrique González-Quijano, Consejero Adjunto  de la Embajada de España en Colombia, Alexandre Arnaud,Responsable de Comunicaciones  de la Embajada de Francia en Colombia, Jaime Mañozca, Profesional Especializado en Asociatividad de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO,  Angelo Gobbo, Director de la Camára de Comercio Italiana para Colombia, Ian Webb, Presidente de Howden Re Colombia y miembro de la Junta Directiva de la Cámara Colombo Británica y Gideon Long, Periodista Corresponsal en Colombia del Financial Times.

Los participantes en esta jornada escucharon los testimonios de 21 líderes campesinos de la región, voces que explican un estudio del Departamento Nacional de Planeación, DNP, realizado en 2015, que encuentra que al comparar municipios que han afrontado el conflicto armado donde existe el cultivo de palma de aceite, frente a municipios con el mismo conflicto pero que no tienen palma cultivada, los ingresos per cápita de los municipios palmeros superan 30 %, llamándolo “dividendo social de la palma”.

Cada historia de estos pequeños productores, algunos de ellos asociados y todos organizados en torno al núcleo palmero de Loma Fresca, logró que los visitantes vieran que hay regiones de Colombia, donde es una realidad que el cultivo de palma de aceite se desarrolla de manera sostenible y sustituye los cultivos ilícitos. Hubo un común denominador en los relatos de estos productores: pasaron de la pobreza a ser generadores de riqueza para ellos, sus familias, sus empleados y a proporcionar  bienestar a toda la comunidad, dinamizando el comercio del municipio.

Jens Mesa Dishington, Presidente Ejecutivo de Fedepalma, les habló  de las principales cifras de la agroindustria en Colombia, que se encuentra conformada por más de 6.000 productores, de los cuales 84 % son de pequeña escala, poseen menos de 50 hectáreas y la mayoría integrados en 139 alianzas productivas estratégicas, organizados a su vez, en 69 núcleos palmeros, presentes en 160 municipios de 21 departamentos del país.

Les indicó también que el sector palmero colombiano ha tenido un mínimo impacto en deforestación en su desarrollo pues se ha sembrado en suelos  de pasturas degradadas o remplazando cultivos de ciclo corto, como lo señalan estudios de universidades internacionales como la Universidad de Duke, publicado en 2016 por Varsha Vijay y Stuart L. Pimm, titulado: “Los impactos de la palma de aceite en la reciente deforestación y pérdida de biodiversidad”, que demuestra que si bien entre 1989 y 2013 el área cultivada creció en 69,5 %, la deforestación en Colombia asociada fue mínima, cercana a 0 %.

El dirigente gremial manifestó que según cifras de 2017, el sector palmicultor ha generado 170.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos,  con una formalidad  superior al  82 %,  información que, sin duda, mostró a los participantes en esta experiencia que la palma de aceite en Colombia es única y diferenciada.

Fue una visita en la que se utilizó transporte aéreo, fluvial por el río Magdalena y terrestre desde el puerto a la plantación y a la planta de beneficio y que permitió a los asistentes conocer, paso a paso, el proceso de extracción del aceite crudo de palma  y de aceite de palmiste, la torta de palmiste y la biomasa que se genera en el proceso, quedando claro el ciclo de sostenibilidad de esta agroindustria y el por qué el biodiésel de palma colombiano tiene la capacidad de disminuir en más de 83 % la emisión de gases de efecto invernadero en comparación con la producción y uso del combustible fósil tradicional.

 

Eventos

Noviembre 30

Lugar: La Jagua de Ibirico - Cesar ​Fecha: 30 de noviembre de 2018