Fedepalma abre postulaciones al Premio Mujer Palmera 2020


Bogotá, marzo 11 de 2020 La Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, Fedepalma, creó el Premio a la Mujer Palmera Campesina en 2009. Esta iniciativa no solo buscó hacer un reconocimiento a la labor de las mujeres campesinas en las zonas palmeras, sino también destacar su trabajo comunitario dentro del sector palmero, al generar un impacto positivo en las comunidades con las que se relacionan, como lo es convertirse en un ejemplo para otras mujeres.

Hoy, el Premio a la Mujer Palmera 2020, con una trayectoria de 12 años,  postula a las mujeres más sobresalientes que laboran en los cultivos de palma de aceite en el país, y que además se destacan por su trayectoria en el sector y su contribución a la comunidad, presentando dos nuevas categorías que tienen el propósito de resaltar también a las mujeres emprendedoras y empleadas de los cultivos, plantas de beneficios y extractoras. 

Este reconocimiento se concede cada año y a él pueden ser postuladas las mujeres mayores de edad, de cualquier condición socioeconómica, cuyas acciones cumplan fielmente con los propósitos que han inspirado este premio.

Podrán ser postuladas todas las mujeres palmeras que estén vinculadas al cultivo, planta de beneficio de la palma de aceite por más de tres (3) años, productoras de menos de 50 hectáreas y que tengan reconocimiento por su esfuerzo y labor en su comunidad.

La valoración de los méritos relevantes que motiven las nominaciones para optar por el Premio a la Mujer Palmera 2020 se referirán a las acciones que consten en cada postulación.

Para participar en el concurso se deberá diligenciar el formulario de inscripción disponible en http://web.fedepalma.org/mujer-palmera, el cual se enviará inicialmente en medio digital al correo rsarmiento@fedepalma.org para confirmar la inscripción.

Para presentar la candidatura, se deberá anexar la biografía de la candidata, una descripción de sus realizaciones que incluya por lo menos tres fotografías de cuerpo completo, una reseña histórica, objetivos, actividades y logros de la postulada tanto en su vida personal como laboral, y un video casero con imágenes de la obra de la candidata con una duración no mayor a 3 minutos. El vídeo debe contener testimonios que sustenten la postulación de la candidata.

El formulario junto con los soportes deberán ser enviados al correo mencionado antes del 17 de abril de 2020.

Se premiará a la mujer palmera emprendedora y empleadas de acuerdo con las postulaciones que se reciban por cada zona palmera (Norte, Central, Oriental y Occidental).

Así mismo, el jurado aceptará postulaciones debidamente fundamentadas, para lo cual deberá indicarse el tiempo de vinculación con la agroindustria y qué acciones la acreditan como líder en la región palmera donde realiza sus actividades.

De igual forma, el jurado seleccionará una ganadora y una finalista por categoría. Las mujeres seleccionadas participarán en la versión 48 del Congreso Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite que se realizará del 3 al 5 de junio de 2020 en la ciudad de Barranquilla, siendo el premio para la ganadora por categoría de $4.000.000 y para cada finalista por categoría de $1.000.000.

Antecedentes al Premio Mujer Palmera
La labor de la mujer en el sector agrícola pasa desapercibido en la mayoría de ocasiones, de tal manera que no se aprecia que las mujeres promueven el desarrollo de las localidades, con miras a brindar un mejor futuro a sus hijos y a las comunidades a las que pertenecen en términos de calidad de vida y de educación para las nuevas generaciones.

Muchas de estas mujeres son las responsables de dinamizar oportunidades económicas, transformando de esta manera las realidades sociales de las regiones. En el sector palmero, las mujeres han pasado de realizar actividades menores dentro de la cadena productiva a ser empresarias, situación que se ha hecho cada vez más evidente con la consolidación de las diferentes alianzas productivas estratégicas entre grandes, medianos y pequeños productores, lo cual les permitió estar al frente de sus propias plantaciones.

En este sentido, desde el origen del concurso se buscó rescatar y reconocer el rol de la mujer palmera como productora, trabajadora, pero también como aquella que trabaja por mejorar la calidad de vida de su entorno a través de iniciativas que generan un impacto social en la comunidad. Así, se invita a la comunidad palmera a postular a aquellas mujeres que cumplan con este perfil y así seguir visibilizando cada vez más el aporte a la sostenibilidad social de la actividad productiva.

 




Información de interés

Eventos


Destacados